Archive | Análisis Económico de Coyuntura RSS feed for this section

PUBLICIDAD A TRAVÉS DE INTERNET Y LA LUCHA POR LOS MERCADOS

Ahora que estamos concluyendo este periodo de compras que termina el 6 de enero, vale la pena considerar el contenido y la intención de los mensajes publicitarios, particularmente sobre los niños, antes de comprar, para finalmente tomar la decisión correcta, al margen de las marcas. 

La publicidad es utilizada intensamente para promover los productos que son substitutos imperfectos de sus rivales. Por ejemplo, la Coca Cola es diferenciada de la Pepsi Cola, los pantalones Levis de los Wrangler o de los Lois, los autos Ford de los Honda, DTV de SKY, etc. Frente a un consumidor cambiante, infiel y sobre todo cada vez más presionado por la publicidad, cada producto tiene sólo algunas fracciones de segundo para hacerse notar y comunicar su mensaje, para decir quién es, para qué sirve y en qué es diferente de los otros. En general todos los articules de vestir, los productos de higiene personal y los medicamentos, la mayoría de los bienes muebles e inmuebles relacionados con la habitación, la mitad de los productos alimenticios, los vehículos y los carburantes, los aparatos o artículos destinados al esparcimiento o a la distracción (radio, televisión, fotografía, juguetes, artículos deportivos, etc.) y los cigarrillos, están sostenidos por cuantiosos presupuestos publicitarios. 

Si se agregan ciertos servicios como: transporte colectivo, vacaciones y viajes, energía domestica, espectáculos, loterías, igualmente servicios para publicidad caritativa, esto significa que más del 70% de los gastos familiares están condicionados por los anuncios publicitarios a los cuales se dirige la publicidad diariamente en su conjunto. En consecuencia, el efecto de la publicidad hace que la mayoría de nuestras decisiones de compra estén condicionadas por un anuncio televisivo, de un espectacular, de la radio o de Internet. 

En uno de los países que ha aterrorizado a muchos por su pujanza económica y su inserción en el comercio mundial, China, los gastos publicitarios alcanzaron 13 mil millones de dólares en el 2003, unos 107 mil 868 millones de yuanes, cifra que representa un 0,92 % de su PIB anual, según la Asociación de Publicidad de China, menor al 3% de los países desarrollados. 

Esto va ligado a la propia dinámica de la economía China, de tal modo que en los últimos 20 años, según la Asociación, la tasa media de crecimiento de los gastos publicitarios ha sido de cerca de un 40%, una de las más altas del mundo, y el número de personas que trabajan en el sector llegó a 870 mil en 2003. 

Pero la publicidad a través de Internet está rebasando las expectativas de las empresas y convirtiéndose en un medio masivo que no sólo influye en las decisiones de los consumidores, sino en un medio rápido y cómodo para realizar compras, verificar especificaciones técnicas de productos, constatar diferencias entre productos, y lo más novedoso, realizar compras de un país a otro sin tener que desplazarse, como resultado del mismo proceso de globalización. En los últimos tres años las industrias tradicionales, de automóviles, de entretenimiento, de servicios financieros, de telecomunicaciones, de viajes y turismo, incrementaron sus gastos en publicidad a través de Internet. Algunos datos indican que las empresas de comercio electrónico latinoamericanas gastaron al finalizar el año 2000, un total de 129 millones 145 mil 421 dólares en publicidad, de los cuales el 32.9 % se lo llevaron los medios impresos, seguido por 26% para publicidad en línea; por lo que se prevé que la publicidad en línea vaya aumentando y las empresas destinen cada vez más mayores presupuestos. 

Read full storyComments { 0 }

BUEN PROPÓSITO DE MILLONES DE MEXICANOS

Tener un empleo es el deseo de millones de mexicanos. Después de las promesas electorales, el 2007 será un año de realidades o de frustración de millones de mexicanos. En México de los 104 millones 859 mil 992 habitantes, al concluir el tercer trimestre de 2006 y de los 44 millones 388 mil 900 personas en edad de trabajar (Población Económicamente Activa), solo el 4% estaba desocupada y en el mes de noviembre el 3.58%, es decir, entre un millón 784 mil 910 y un millón 589 mil 120 personas carecían de empleo, lo que resulta estupendo, tener tasas de desempleo menores a las de Francia, con 8,8% en octubre y a Alemania, que en enero de 2005 tenía 12,1%, ¡que malagradecidos somos los mexicanos! ¿Verdad?  La realidad es que, en México se hace énfasis en la tasa de desempleo abierta, la cual desde julio de 2003 solo considera en la Encuesta Nacional de Empleo Urbano a 32 ciudades de 100 mil y más habitantes, los desocupados abiertos, a la parte de la Población no Económicamente Activa que suspendió la búsqueda de empleo para refugiarse en el hogar o estudio, pero disponibles para aceptar un trabajo, incluye también a las personas que comenzaron a trabajar en las cuatro semanas posteriores a la semana de la encuesta. 

La cruda realidad la proporciona la Tasa de Condiciones Críticas de Ocupación (TCCO), que según INEGI, reúne en un solo indicador a los individuos que no laboran jornadas completas por razones ajenas a su voluntad (menos de 35 horas en total en la semana) a los individuos que sí laboraron jornadas completas pero percibiendo menos de un salario mínimo y a los individuos que ganan entre un salario mínimo y dos pero laborando sobre jornadas (más de 48 horas en la semana). De este modo, la tasa de desempleo al concluir en tercer trimestre del 2006 fue de 11.98% de la PEA, unos 5 millones 317 mil 790 personas carecían de empleo.  Para INEGI la PEA está formada por personas de 12 años y más. Sí como señalamos, México tiene 104 millones 859 mil 992 habitantes; la población mayor de 14 años y menor de 65, suma 67 millones 108 mil 704 y la PEA de 44 millones 388 mil 900 personas, en ese solo rango de edad la población que no puede trabajar, Población No Económicamente Activa, suma 22 millones 719 mil 800 personas, la que INEGI califica como aquella que no trabaja ni tenían empleo y no buscaron activamente uno en la semana de referencia, por desaliento o porque piensan que no se los darían por la edad, porque no tienen estudios, etc.; pero estarían dispuestas a aceptar un trabajo si se les ofreciera, sin embargo, no buscan activamente uno o aquella parte de la población que en la semana de referencia no trabajó ni tenía empleo, tampoco buscó activamente uno y no estaría dispuesta a aceptar un trabajo aunque se lo ofrecieran, es decir es la población no disponible para ingresar al mercado de trabajo por dedicarse a: los quehaceres del hogar, estudios o ser jubilados o pensionados, estar incapacitados para trabajar o pertenecer al grupo de otros inactivos, como: ociosos voluntarios, alcohólicos, etc. Juzgue usted la validez de estos argumentos. 

Estamos hablando de aproximadamente 28 millones 37 mil 590 personas, que producto de la metodología usada por INEGI han desaparecido como demandantes de empleo y sus necesidades y emociones personales no cuentan para el Estado, por lo que al estar marginadas potencialmente podrán incompararse a actividades en contra de éste. Por lo que este es el verdadero reto para el Estado en el 2007, la generación de empleo, como garantía de la seguridad social y del Estado.

Read full storyComments { 0 }

2007 MAYOR OPTIMISMO ECONÓMICO QUE PESIMISMO

Lejos del pesimismo que se respira en México sobre el crecimiento de la economía, analistas y organismos internacionales prevén que en el 2007 el contexto internacional continuará siendo favorable para el crecimiento de la economía mundial, a pesar de su latente desaceleración, de aquí que se prevea un crecimiento del 3%, el que estará sustentado en la estabilidad macroeconómica de la economía global y su impacto positivo sobre la expansión de la demanda interna, según el informe “Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2006” de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL). En este sentido, para el 2007 se espera una reducción de la volatilidad del capital en América Latina y, en consecuencia, una mayor atracción de la inversión; para lo cual los países deberán hacer un mayor esfuerzo por incrementar su productividad y así poder elevar su grado de competitividad en el marco de la economía mundial. El 2006 ha sido considerado un buen año para América Latina y el Caribe en materia de crecimiento económico y se espera que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca en un 5,3%, lo que haría que el PIB por habitante aumente en 3,8%. En este sentido, señala la CEPAL, estaríamos en presencia del “cuarto año consecutivo de alza, y el tercero por sobre el 4%, luego de haber crecido entre 1980 y 2002 a una tasa promedio de 2,2% anual”. Pese a ello América Latina estaría creciendo a un ritmo inferior al de otras regiones en vías de desarrollo. En cambio, pese a que para el 2007 la economía reducirá su ritmo de crecimiento –“desaceleración del crecimiento”- su PIB podría llegar a un 4,7%, con lo que el PIB por habitante “acumulara un alza cercana al 15% en el período 2003-2007”, señala la CEPAL, es decir de aproximadamente 2,8% por año.  En este año que termina, el crecimiento del ingreso nacional de los países de la región, según la CEPAL, superó al del PIB al aumentar en 7,2%, “gracias a los ingresos generados por la mejora de los términos de intercambio y al incremento de las remesas” del exterior, a la confianza creciente de los inversionistas y consumidores, a la existencia de tasas de interés reales relativamente bajas, al aumento en el gasto público, “al incremento de la masa salarial debido a la expansión del empleo y una moderada recuperación de los salarios reales”, acusa el informe, todo ello influyó en “una mayor demanda interna, la cual creció un 7,0%, transformándose en uno de los motores del crecimiento”. En el caso de México, el informe de la CEPAL prevé un crecimiento para este año sea del 4.8% y para el 2007 de 3.8%, menor al crecimiento esperado en Argentina y Chile, superior al 7% para el primero y del 5% para el segundo, pero mayor al de Brasil de 3.5% para el 2007. Al concluir este año se puede afirmar que durante los últimos seis años la economía mexicana estuvo impulsada por el crecimiento de las exportaciones de bienes y servicios, las que crecieron a un ritmo promedio anual del 4.7%, aproximadamente, apoyado por un moderado crecimiento del consumo privado, que mantuvo un ritmo promedio del 3.3% en promedio durante los últimos seis años, y la inversión pública, que creció en promedio a un ritmo anual del 4.4%; es decir, al crecer en un 2.7%, en promedio anual, la inversión privada, la inversión pública fue la responsable de impulsar el crecimiento y el consumo privado, mientras el consumo público solo acumuló un crecimiento promedio anual, aproximado, de 0.6%. De aquí la importancia de crear las condiciones para la entrada de una mayor inversión privada, capaz de generar empleo, y profundizar las reformas económicas que den certitud al inversionista y estimulen el consumo privado y las exportaciones para el 2007. 

Read full storyComments { 0 }

APROBACIÓN DEL PRESUPUESTO DE EGRESOS 2007

Cifras frías y electores con esperanzas

Ante la rapidez con que ha sido aprobado el “paquete económico 2007”, quedará la duda sobre la capacidad de la nueva legislatura para llegar a acuerdos o su indiferencia ante la magnitud de la tarea y la urgencia de sus viajes al extranjero de muchos de ellos, pues las sumas de sus ingresos mensuales da para mucho más que para irse a Chalma a Valle de Bravo o a los Balnearios de Ixmiquilpan a tomar sol, ahora son las Vegas, la Habana o Paris. En efecto, a diferencia de aquellos años en los que se trabajaba día y noche, aún el 24 y 31 de diciembre, para que el país no se paralizara por falta de presupuesto, lo que condujo al gobierno de Fox, acertadamente, a presentar en septiembre la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos, dando así tiempo para su revisión, debate, ajustes y aprobación; en esta ocasión pese a lo complicado de las elecciones presidenciales y la agudización de las contradicciones entre los partidos y al poco tiempo para llevar a cabo este ejercicio parlamentario, finalmente los diputados aprobaron el presupuesto de egresos 2007 antes de la navidad y se fueron de vacaciones.  Al margen del famoso Impuestos Especial Sobre la Producción y los Servicios (IEPS), que pretendía liberar el mercado del azúcar e imponer un impuesto del 5% a las bebidas gaseosas y la discusión sobre los apoyos a los adultos mayores, lejos de ello, parecería que vivimos en un país de consensos, donde todos lo partidos y legisladores persiguen los mismos objetivos. Si no fue así ¿cómo las diferencias “ideológicas” entre los legisladores se diluyeron para aprobar las primeras medidas de política económica y social del gobierno actual?, que eran trascendentales para delimitar posiciones ante la sociedad. Al final, ideologías, colores partidarios, ofensas y golpes quedaron atrás y el presupuesto fue aprobado por el Pleno de la Cámara de Diputados con 449 sufragios a favor, 20 en contra y cinco abstenciones. Finalmente el país contará con un presupuesto de Egresos de 2 billones 260 mil 412 millones 500 mil pesos, aunque en lo particular quedará materia para discutir. Pero si bien, como lo señalan los legisladores, el país gana al demostrar que es posible avanzar por la vía de la negociación, desde el punto de vista ideológico y de sus electores los partidos y sus legisladores serán censurados por lo que han hecho o dejado de hacer en la discusión de la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos, para muchos quedaron enterradas las esperanzas de cambio, para otros se habrá impuesto la razón y la máxima de: “La patria es primero”. 

Lamentablemente, cuando se trata de leer cifras, de aprobar presupuestos y dictar leyes que graban los ingresos de empresas y hogares, éstas se vuelven frías y no reflejan el impacto en la vida de millones de ciudadanos, que esperan que con ello pueda mejorar el bienestar de sus familias; más aún si quienes toman las decisiones ignoran el dolor de la pobreza de millones de hogares, la angustia de los padres de no poder dar de comer a sus hijos, de no poder comprarles útiles escolares, juguetes o un par de zapatos; si ignoran la frustración de los miles de profesionales que deben dejar el país por falta de oportunidades de empleo o los miles de ellos que frustrados terminan conduciendo hoy un taxi. Por eso es que la aprobación del “paquete económico 2007” debió haber sido mucho más que un voto a favor o levantar la mano, pues no se debe olvidar a los ciudadanos en el trabajo parlamentario, la razón por la cual hoy están ahí diputados y senadores.

Read full storyComments { 0 }

DISCUTIR AHORA O LAMENTARSE DESPURES

La semana pasada señalaba que el crecimiento del 3.6% del Producto Interno Bruto (PIB) propuesto en el Programa Económico 2007 por el ejecutivo federal, determina el resto de las variables macroeconómicas. Cuando la economía se encuentra en un estado de relativo equilibrio y se produce un aumento de la inversión, pública o privada, o del gasto público, la producción aumenta, pues la inversión y el gasto público son componentes de la demanda agregada de la economía (consumo, inversión, gasto, exportaciones, etc.), por lo que si aumentan éstos la producción aumenta, la cuestión es saber ¿hacia donde dirigir la inversión? ¿en dónde incrementar el gasto? para impulsar el desarrollo. 

El problema radica, en que al aumentar la demanda agregada de la economía y por ende la renta del país (la suma total de los ingresos del trabajo, el capital y los recursos naturales utilizados para producir los bienes y servicios disponibles en el periodo para el consumo o acumulación de riquezas), también aumentará el consumo, pues existirá más dinero en circulación que hará que aumente el consumo de las personas, como ahora en diciembre por ejemplo, cuestión que incrementa la demanda de bienes y servicios, pero también los precios. 

Este asunto plenamente estudiado, conocido como el efecto del multiplicador keynesiano, hace que el crecimiento de la producción final sea superior a los aumentos iniciales de la inversión y del gasto; por lo que en la medida que sea mayor el porcentaje que se destina al consumo, cuando aumenta la renta, mayor será el efecto del multiplicador, sin embargo, este se modifica con los impuestos que gravan la renta (ejemplo ingresos por el trabajo, ganancias de las empresas, etc.) de todos los factores citados arriba y modifican las posibilidades de crecimiento. 

De este modo, lo que describe la propuesta en el escenario macroeconómico 2007, constituyen variables sobre las que deberá actuar el ejecutivo federal para mantener el equilibrio macroeconómico, en lo que coadyuvará el Banco de México a través de la política monetaria para garantizar que la inflación no supere el 3%, que el tipo de cambio no pase los 11.2 pesos por dólar y que las tasas de interés sean menores al 7%; variables sobre las que aún hoy los partidos y sus legisladores pueden incidir para modificar ese escenario, y el mismo carácter de las medidas propuestas, para no lamentarse mañana cuando el voto de los electores castigue su ineptitud y la comodidad de su quietud. 

Por lo que los legisladores no deben obviar que si la inflación prevista de 3% obliga a las autoridades económicas a tratar por todos los medios a que los salarios no superen el aumento de los precios, para evitar presiones inflacionarias por el aumento del consumo, en realidad el incremento propuesto entre el 4 y 5%, no es suficiente para recuperar el poder adquisitivo de los salarios, superior al 10%, y hace necesaria su interlocución a nombre de los ciudadanos para evitar que la macroeconomía prevalezca sobre las necesidades de los ciudadanos. 

El que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos se aferre a no ir más allá del 4% en el incremento a los salarios, demuestra que no habrá cambios sustanciales en la política económica del nuevo gobierno y la comisión seguirá definiendo, no la base de la política salarial sino los techos de ésta, como han sido interpretados los mínimos hasta hoy; en medio de una contradicción absurda de la economía de mercado a la mexicana que mantiene regulado el mercado laboral, aberrantemente dividido en tres zonas salariales establecidas sin ninguna lógica que impulse el desarrollo y la redistribución de mano de obra calificada y empresas en el país. 

Read full storyComments { 0 }

MEXICO ANTE EL DESPRECIO Y LA INTEGRACION SUDAMERICANA

México aislado y sin amigos en el norte del continente. Después de la Cumbre de las Américas de Mar del Plata en Argentina, donde Fox intentó arrastrar tras el proyecto de Estados Unidos a los países del continente, para luego quedarse aislado y en ridículo frente a los presidentes latinoamericanos, al recibir su rechazo y simultáneamente Estados Unidos anunciar la construcción de un muro fronterizo; el viernes 8 pasado en Cochabamba, Bolivia, su presidente Evo Morales al inaugurar la II Cumbre Sudamericana de la Comunidad de Naciones, que congregó a once mandatarios y dos vicepresidentes, bajo el desafío de lograr el “sueño bolivariano”, la unidad de todos los países latinoamericanos, señalaba que “estamos en la etapa de hacer historia, dejando atrás la historia negra de sometimiento, saqueo e injusticia, por lo que es preciso acelerar el proceso de cambio”, pues solo la integración de los países de la región resolverá las demandas sociales, los daños históricos y los problemas energéticos sin mezquindades ni egoísmos. 

En tanto, México parece hundido en un laberinto en busca de contener el estallido social provocado por la política económica aplicadas por mas de 18 años y a la vez enfrentado a un proyecto de integración de América del Norte, que cada vez se aleja de convertirse en un espacio económico y político común similar a lo que han hecho las naciones Europa, entre otras cosas, gracias a los intereses de los que habla Evo Morales, pues al parecer a Estados Unidos solo le ha interesado eliminar los obstáculos a la libre circulación de bienes. servicios y de capital, donde ellos y Canadá tienen ventajas comparativas, y cerrar las puertas a la libre circulación de la mano de obra, que aberrante practica neoliberal, predicar el libre comercio y ser proteccionistas, negándose a negociar un acuerdo migratorio que incluya a los tres países del TLCAN y profundice el proceso de integración. 

Al parecer, México se ha engolosinado con América del Norte y olvidado de América Latina. Una negociación de integración económica de las Américas, pasa necesariamente, por la integración inicial de América Latina, solo conformando un bloque sólido se puede llegar a acuerdos con Estados Unidos ventajosos para todos que hagan posible este sueño continental, pues el intercambio de recursos naturales y mano de obra a cambio de tecnología y capital, entre naciones de mayor desarrollo y de menos desarrollo debe hacerse sobre bases de equidad y el beneficio mutuo. 

La consolidación de la integración energética y el fortalecimiento de las políticas sociales en América del Sur, como proponen los mandatarios sudamericanos, puede ser la espina dorsal de una estrategia real de integración económica, monetaria, política y social del sub continente, dentro de la cual Centro América sería mas beneficiada por carecer de energéticos y ser vista como iguales por los latinoamericanos, con lo cual México se quedaría aislado y con un “muro de las lamentaciones” al norte de sus fronteras. 

México vive un momento difícil, pese a los esfuerzos del nuevo presidente por acercarse a América Latina, la visión actual de sus lideres no entono con el uso de la fuerza contra los movimientos sociales, que son la reacción a las medidas de política económica aplicadas por más de una década, que han privilegiado a unos cuantos y hundido en la frustración a la mayoría. Los verdaderos líderes sociales los continúa forjando la historia para dirigir los cambios, pero el país sigue esperando esos nuevos hombres que contribuyan a hacer de América Latina una sola nación sin excluir a México. 

Read full storyComments { 0 }

MEXICO Y EL PROGRAMA ECONÓMICO 2007

dsc00751.jpgEl “Paquete Económico” 2007 prevé para México un crecimiento de su economía de 3.6%, menor al 4.6% alcanzado en el 2005 y al 3.5% en que quizá logré crecer la economía en este año. Con estas perspectivas, y hechas las cuentas a partir de ello difícilmente México pueda solucionar los graves problemas de desempleo y lucha contra el crimen organizado, de donde se está alimentando la delincuencia ante la incapacidad de la generación de empleos remunerados por la economía nacional ¿Para qué servirá el BONO DEMOGRAFICO? 

Si bien estas expectativas están pensadas en un ambiente macroeconómico internacional recesivo para diseñar la política económica, lo cual es lógico por la interrelación de las economías nacionales en el marco de la globalización y la dependencia de la política económica entre los países, valdría la pena pensar en los mexicanos de “a pie” antes de los equilibrios macroeconómicos, fríos y deshumanizados. Esto es precisamente lo que marca la diferencia entre el carácter de una política macroeconómica y otra, entre ser liberal, neoliberal, socialdemócrata o socialista, es decir, quién está en el centro del objetivo de las decisiones que se toman, los hogares, las empresas o el gobierno; esto es, cuál de los tres agentes económicos del mercado marcan la pauta y constituyen la espina dorsal de la estrategia a seguir. 

La economía de los Estados Unidos, pese a la recesión, los altibajos en la bolsa de valores, los escándalos de corrupción y la guerra de Irak, parece estar creciendo moderadamente. En promedio durante los últimos cuatro trimestres creció en 3.1%, y si bien el crecimiento revisado de 2.9% del PIB en el 2º trimestre, de 2.2% del tercero, son menores al 5.6% del primero, su crecimiento es aceptable para una economía que se ha visto impactada por el aumento de la tasa básica de interés del 1% en el 2004 hasta 5,25% en un periodo de 2 años, que tenían como fin contener las presiones inflacionarias, las que han llevado a los precios a crecer en promedio en un 4% al día de hoy y de concluir así, sería una de las tasas de inflación más altas en los últimos 8 años. 

Pero si la economía de ese país continúa creciendo, pese al aumento de los tipos de interés, puede ser negativo para la economía mexicana y otras economía latinoamericanas, al obligar a la Reserva Federal a aumentar aún más los tipos de interés para contener la demanda agregada de la economía, impulsada por el aumento del consumo, y en consecuencia México debería pagar más por intereses por deuda contraída. 

Lo positivo del aumento de la inflación en los Estados Unidos, contrariamente a los que ven fantasmas en ella, es que la tasa de desempleo bajó de 6.3% en junio a 4.5% actualmente, menor que la tasa promedio de de los años 1970, 1980 y 1990, lo que de acuerdo a la Casa Blanca en octubre permitió que se crearan 92 mil puestos de trabajo, 132 mil en noviembre y de agosto 2003 a noviembre 2006 que se generaran más de 7 millones de empleos, más que en otros países industrializados. 

Así las cosas, la mayoría de los analistas consideran que esa economía seguirá creciendo hasta alcanzar un 3.3 ó 3.6% en este año y un 2.4 ó 2.9 para el 2007, según la OCDE y la CEPAL. Pero si bien la economía de Estados Unidos es determinante en el rumbo del crecimiento mundial, debemos considerar lo que sucede en la Unión Europea y China. En la primera de ellas, se prevé que crezca este año entre 2.4 y 2.6%, según las mismas fuentes, y entre 2 y 2.2% para el 2007; mientras que China podría crecer entre un 10 y un 10.4% en 2006, según el Deutsche Bank, alrededor del 9% para el 2007. 

De este modo, debamos de ser menos pesimistas con el futuro de la economía mundial. En la propuesta económica del nuevo ejecutivo federal mexicano, y pese a la gran presión social existente, está presente el gran objetivo de mantener una inflación próxima a cero, cueste lo que cueste, de 3%, y un déficit fiscal neutro, con lo cual todos los indicadores macroeconómicos y medidas de política económica tendrán que girar en torno a ello, como si se pudiera experimentar con el hambre de millones de mexicanos y obscurecer los sueños de los millones de jóvenes que aspiran a integrarse al mercado laboral.

Por otro lado, si bien la propuesta de reducir, simplificar y generalizar impuestos puede contribuir a reducir el gasto administrativo y la captación de ingresos tributarios, nada más aberrante pretender reducir los ingresos de aquellos trabajadores que aún hoy no pagan ISR al ampliar la base, y más aún, imponer impuestos como el de 5% a las bebidas gaseosas, sin pensar en su impacto en la generación de empleo en la industria del refresco. 

Ahora toca a los partidos y sus parlamentarios avalar esta propuesta o modificarla y hacerse copartícipes del rumbo de la economía nacional y de los problemas sociales que genere, es el momento del verdadero posicionamiento político y del quehacer parlamentario ¿De qué serán capaces los que discrepan y los que adulan al nuevo gobierno federal? 

Read full storyComments { 0 }
1...4445464748

Unblog.fr | Créer un blog | Annuaire | Signaler un abus